EL MAR Y SUS REFLEJOS

EL MAR Y SUS REFLEJOS
EL MAR Y SUS REFLEJOS

martes, 24 de julio de 2012

Una vez, en febrero





Una vez, en febrero


Si la mirara una vez más, así, como esa tarde que entre besos y arrullos se hizo noche y la noche inolvidable, sagrada. Puñados de estrellas llovería. Se abrazó al silencio después de aquella noche, jamás dejó volar las sensaciones, el éxtasis, el placer enamorado, con ese ser eterno en el camino de arenas doradas y tierra fértil, de parir y echar raíces, hubo infinitas veces de belleza y sentidos aturdidos, de vuelo celestial o ardiente fuego, pero esa vez fue única. Guardó para sí el recuerdo estremecido, fue una vez, eterna en la piel y en las pupilas, puede bajar los párpados y sentir la luz de la mirada, puede tocarse el pelo y son sus manos llenas de caricias atesoradas. Está en el paisaje vivo pintado, es memoria, rumor de mar susurrando su nombre, él está cerca, muy cerca siempre, pero aquella vez es imborrable, quedó fraccionada desde esa noche, hay media mujer perdida en brumosa nostalgia, que se hizo blanca espuma. El dorando fulgor de sus ojos sigue aferrado a su alma. El sol de ese febrero ya no quema, es luz y remembranzas es un dibujo azul, tibio, es esperanza, más allá de los ojos, las bocas y las ansias, hay media mujer que quedó en soledad mirando el mar envuelta en su fragancia, soñando con la noche de febrero... muy cerca de la playa.




3 comentarios:

  1. Pichi dime si puedes publicar el comentario, primero creo que tienes que ir a seguidores- participar del sitio. Cariños B.

    ResponderEliminar
  2. Estupendo poema, amiga, de hermosas imágenes.

    Beso

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigo, siempre lindo y cálido recibir tu comentario. Besos

    ResponderEliminar