EL MAR Y SUS REFLEJOS

EL MAR Y SUS REFLEJOS
EL MAR Y SUS REFLEJOS

miércoles, 9 de octubre de 2013

MI OTOÑO




MI OTOÑO

Te miro desde mi otoñal refugio,

este bronce dorado, camuflando

profundidades del alma . 


Estrellas, nubes, viento y

alguna lluvia repentina.

Son los ojos, las lágrimas

-cristal- 

sobre la piel desnuda

donde anidan los pájaros.

7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Amiga Beatriz Graciela Moyano, su hermoso poema Mi otoño, me impresionó mucho, pues creo que estamos en la misma idea con relación a esas mutaciones que experimentamos al llegar a ese lugar donde anidan todos los pájaros, el árbol.. Es la cabeza de Medusa ilustrada por una revista que mirara una vez en la gran Fraternidad Universal, es ese monstruo alado del que nos habla Elí Galindo y que también nos hala como lo plantea Gabriel García Márquez en su libro Ojos de Perro Azul.

    ResponderEliminar
  3. Amiga Beatriz Graciela Moyano, su hermoso poema Mi otoño, me impresionó mucho, pues creo que estamos en la misma idea con relación a esas mutaciones que experimentamos al llegar a ese lugar donde anidan todos los pájaros, el árbol.. Es la cabeza de Medusa ilustrada por una revista que mirara una vez en la gran Fraternidad Universal, es ese monstruo alado del que nos habla Elí Galindo y que también nos hala como lo plantea Gabriel García Márquez en su libro Ojos de Perro Azul.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por incluir este comentario, no he leído los otros textos, estuve buscando el poema de José Rico: Reflejos y no lo vi, posiblemente sea el título de ese posible libro.

    ResponderEliminar
  5. El gerundio camuflando en tu poema, Beatriz, confunde un poco, porque no sabemos a quién camufla: si al bronce, las estrellas, nubes y el viento o a ti o, en su defecto, al árbol quien-realmente, es el verdadero camuflador.

    ResponderEliminar
  6. El gerundio camuflando en tu poema, Beatriz, confunde un poco, porque no sabemos a quién camufla: si al bronce, las estrellas, nubes y el viento o a ti o, en su defecto, al árbol quien-realmente, es el verdadero camuflador.

    ResponderEliminar
  7. Tulio, agradezco inmensamente tu visita, comentarios e interés, no se cual es el motivo por el cual se repiten los comentarios, han salido multiplicados, no importa. El tema de lo camuflado queda a criterio de quién lo lee, pero está separado por una coma. Respecto a Reflejos, debe ser El cuadro de los reflejos que está en mi blog de prosas, si picas arriba a la derecha en donde dice Cántaro de sentipiensos escritos te llevará a él. Un abrazo agradecido.

    ResponderEliminar