EL MAR Y SUS REFLEJOS

EL MAR Y SUS REFLEJOS
EL MAR Y SUS REFLEJOS

jueves, 8 de agosto de 2013

INTENTAR SILENCIO

Estas letras doloridas fueron escritas dos días después del derrumbe de un edificio en Rosario, una pérdida de gas más la negligencia humana terminaron con veintiún vidas en su mayoría estudiantes universitarios. 


INTENTAR SILENCIO



El viento viajero de voz, es un grito entristecido,

incompresible revela el sueño en la mañana.

hurgando en las alas de los pájaros muertos,

azorados de vuelos bautismales y precoces.



Aquí hay muchas tumbas que esperan

huéspedes sin nombre, con un rocío de sal y

crisantemos deshojados de tristeza, aguardan

con rotas esperanza, su letanía final impávida.



El silencio es nada, como nada también

se hace el olvido y la ausencia de lo que amas.

El agua turbia es marejada de intentos y

cristalina la vertiente de la palabra diáfana.



Los cuerpos, descoloridos de energía

apagan cualquier vela que desee encender

otro pensamiento insustancial, hueco trivial

para esta ciudad de alma en masa fragmentada.



Misterios resueltos en tránsito trepan escombros.

La vida en un conjuro absurdo se esfuma y

la palabra inadmisible duerme cegada de espanto.

Ya ves, no hay sorpresa, ni agua purificante, nada.



El Yo está en parálisis, siesta y desmayo

No existe un desvío de palabras, de versos

ni discurso en soledad que anime otra mirada.

Es inminente el extravío, punto final y muerte agazapada.



Los hombres, los perros y las manos trenzadas

es todo lo que importa a esta hora señalada.

Los sucesos hablan, abrazan, con lluvia de gestos

de hermanos de hermanas, ser uno en Rosario, más nada.



Nadie puede sumarse a la historia, aunque de lejos

pueda verlo en pantalla, el viaje es solitario,

el vacío se escurre por los orificios dolientes y

las almas... concluyendo la saga, desolación y nada.



Incompresible mundo cuando pensamos...

Se definen ciclos, en acontecimientos catastróficos.

¿Volveremos a nacer, quizás con un mejor destino?

¿o con terror intentaremos construir paraísos perdidos? 



Beatriz Graciela Moyano
Agosto-2013-

2 comentarios:

  1. Tu poema de delicada y rica elaboración está impregnado de tu ser El olvido y la ausencia de los que amas...Duele y mucho.Como también sabemos que a pesar de estar acompañados cada ser humano está desprovisto porque viaja a solas con su alma.No llegamos a entender muchas cosas de este mundo,realmente nos resulta incomprensible,pero para los creyentes-y esto sin ánimo alguno de contención- en la palabra de Dios se devela este misterio,en parte,porque hay cosas que nosotros no podemos escudriñar.Hasta que un día lleguemos al final de ese camino también cada uno de una manera especial y en soledad ,aunque estemos acompañados nos encontraremos-al menos así lo creo-con ese Dios que nos creó,pero para la vida eterna,ya no suftrremos soledad..ni dolor,ni nada qye nos apene.Las personas que experimentaron el paso de esta vida a la otra, cuentan que es tanto el amor que recibían que no querían regresar.Lo leí en libros ,uno hace mucho tiempo de un médico ,pero además tuve tres testimonios de personas que pasaron por esa situación.Bueno Betty,tu poema me movilizó por eso es todo lo que te expreso.Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Elsi, sí, son contenedoras tus palabras, ya sabes como es esto de la poesía, son momentos en lo que uno imprime su sentir, fueron días aciagos, la muerte de mi suegra más los sucesos desgraciados de nuestra ciudad, fue demasiado para la sensibilidad que uno posee, como también es cierto y así lo veo que por más rodeado que te encuentres el alma suele sentirse sola. Un beso y gracias amiga.

    ResponderEliminar